¿Cómo llegó el diseño a mi vida?

¿Cómo llegó el diseño a mi vida?

with 2 comentarios

La forma tan natural en que llegó el diseño a mi vida me ha puesto a reflexionar muchísimo sobre lo radical y a la vez favorable que ha sido para los niños tener que adaptarse a esta forma de aprender desde casa. Y si! Implica muchos retos para papás, hijos y maestros pero no deja de ser favorable.

Aunque mis padres hicieron grandes esfuerzos para que tuviera una educación escolarizada, la influencia más grande que tuve para amar lo que por cuenta propia decidí estudiar fueron ellos.

Desde niña me encantaba dibujar, me sentía libre cuando lo hacía!! y en cambio, no era muy brillante participando en exposiciones estructuradas por los maestros, realmente me hacían sudar pero siempre recibí la comprensión de mis padres ante está situación y nunca exigencias.

Era la más feliz cuando llegábamos tarde y ya no me recibían en la escuela porque mi papá me llevaba con él a su trabajo y veía cómo creaba desde su restirador.

Mi papá fue arquitecto y profesor en la facultad de arquitectura de la UAEM por muchísimos años. Lo que más admiro de él es su entrega y pasión por hacer que sus alumnos disfrutaran sus clases, siempre dispuesto a explorar y a aprender cosas nuevas. ¡Explotaba al máximo su creatividad para preparar cada clase que daba! Los llevaba a museos, obras de teatro, reforzaba sus clases con mucho material gráfico y dinámicas para captar su atención y que realmente aprendieran. Me gustaba ver cómo brillaban sus ojos de felicidad cuando recibía las evaluaciones y comentarios que hacían sus alumnos sobre sus clases y hasta la fecha, profesores y alumnos que se llega a encontrar se acercan a él con mucha emoción de verlo y recuerdan momentos compartidos muy emotivos en dónde dejó su huella, aunque ya sólo tenga recuerdos muy vagos de eso.

Mi mamá siempre fue un ejemplo de esfuerzo y admiración por su carácter tan compasivo y siempre dispuesta a ayudar. No sé cómo le hacía para estar siempre presente!! Atendía una papelería que mi papá construyó como extensión de la casa y que le permitía estar al pendiente de mi hermana y de mi. Iba y venía entre casa y trabajo, de la cocina al negocio y del negocio a ayudarme a hacer tareas escolares, a cuidarme cuando estaba enferma y todavía tenía la capacidad de escuchar a sus clientes a detalle. Al grado de que iban a buscarla para desahogar sus penas y encontrar calma y tranquilidad en ella. Al igual que mi papá, aunque ahorita ya no atiende esa papelería, es muy querida en el barrio y siempre hay una sonrisa para recibirla e incluso ayudarla, la gente que la rodea siempre tiene mucha disposición de ayudarla.

La influencia de ambos fueron la mezcla perfecta para que yo convirtiera el diseño en una fuente inagotable de posibilidades por explorar para crear mi propio mundo y ayudar a otros con el suyo.

Aún sigo explorando y me sorprendo que siempre encuentro algo nuevo por hacer y experimentar a partir de diseñar.

Por eso ahora  que tengo a mi hijo en casa intentando aprender a través de clases virtuales sobre cosas que no precisamente él elige aprender, me doy cuenta de lo mucho que le impacta lo que hacemos mi esposo y yo, la forma en que nos movemos, que ambos hemos cultivado el aprendizaje autodidacta enfocado en aprender lo que nos interesa y necesitamos para seguir creando y en donde él está encontrando su manera particular de moverse para aprender por su cuenta, de explorar sus posibilidades en donde nosotros, somos proveedores conscientes de lo que él necesita para seguir su propio camino.

Si llegaste hasta acá, espero que hayas encontrado calma ante esta nueva normalidad de aprendizaje en casa.

Agradezco el tiempo que dedicaste al leerme y si te gustó y consideras que a alguien más le puede servir está reflexión que salió de lo más profundo de mi corazón ¡por favor compártela! Y si tienes algún comentario que hacer ¡me encantará leerte!

Si te gustó Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Sigue a Vero Durán:

Diseñadora

Diseñar es la manera que tengo para ayudar a otras personas a descubrir lo que realmente necesitan en sus espacios de interacción

Respuestas

  1. Blanch Ovando
    | Responder

    Me encantó leerte!! Y saber cómo eres una extraordinaria diseñadora. Te admiro!!

Déjame tu comentario